Ciudad de México a 4 de marzo de 2018.- En su compromiso por impulsar el futuro, la Maison Mumm celebra, una vez más, su asociación con la Fórmula E con quien comparte valores esenciales de vanguardia. La Fórmula E representa una visión para el futuro de la industria del motor, sirve como marco para la I+D de los vehículos eléctricos y promueve la energía limpia y la sostenibilidad. La Maison Mumm, que por 15 años fue el patrocinador oficial de la carrera de la Fórmula 1 es, desde el 2017, el patrocinador oficial a nivel global de la Fórmula E aventurandose con una iniciativa de vanguardia que refleja la pasión por la innovación de la marca.

El pasado 3 de marzo el alemán Daniel Abt celebró su victoria con el tradicional “champagne shower”. Este ritual de celebrar el triunfo descorchando una botella de champagne y mojar a todos los asistentes empezó por accidente hace casi 50 años, en la carrera Le Mans en 1966. La botella de champagne estaba algo caliente cuando el conductor ganador, Jo Siffert, subió al podio, y el corcho saltó con la presión, dejando caer una ducha burbujeante sobre toda la audiencia. Desde entonces, el champagne Mumm Cordon Rouge, engalanado con su cinta roja legendaria, se ha convertido en el icono de la celebración de victoria.




Los privilegiados con acceso al Emotion Club, el hospitality para VIPs del Autódromo Hermanos Rodríguez, pudieron disfrutar de una experiencia genuina donde no faltó el entretenimiento y la innovación. Más allá del deleite del champagne oficial Mumm Cordon Rouge, los invitados VIPs estuvieron tomándose fotos 360, con una innovadora tecnología que la Maison Mumm dispuso para la ocasión, y que estuvieron subiendo a sus perfiles de redes sociales.

Finalizada la efervescencia e intensidad de las 45 vueltas de la carrera,  la noche se engalanó con un after party en el conocido night club LOVE en Polanco. Además de los corredores y demás invitados a la fiesta, ésta también contó con la presencia del embajador global de la Maison Mumm para la Fórmula E, Carl Gurdijan. “Estamos muy orgullosos de celebrar un año más en México este patrocinio global. La Maison Mumm y la Fórmula E comparten los valores de la pasión, la innovación y la búsqueda de la excelencia. Nos enorgullece llevar la emoción de la celebración de la victoria por todo el mundo” – comentó Carl Gurdijan.

Un año más, la Ciudad de México fue el escenario de la serie de carreras de motor eléctrico más vanguardista y la Maison Mumm no faltó a la cita brindando a sus aficionados experiencias memorables con su champagne, como viene haciendo en cada carrera.