La Selección de España se alojará en Krasnodar, ciudad del sur de Rusia a 1.345 kilómetros de la capital Moscú, durante su participación en el Mundial que se disputa este verano.

“Hemos tomado la decisión de que sea Krasnodar la sede de la selección. Iremos a principios de febrero para empezar a organizar”, confirmó Fernando Hierro, director deportivo de la Real Federación Española de Futbol (RFEF) en una entrevista a la Agencia EFE.




La ciudad se encuentra al sur de Rusia, junto al río Kuban, y durante los meses de junio y de julio en los que se disputa el Mundial se alcanzan temperaturas máximas cercanas a los 23 grados centígrados, un factor importante a la hora de elegir la sede.

La decisión de alojarse en Krasnodar durante la disputa del Mundial fue analizada en profundidad dentro de la RFEF: “La elección de la sede es un tema complejo, la delegación española visitó 13 sedes antes de tomar una decisión. Hay que analizar la climatología, la altura, las instalaciones deportivas que quieres, las distancias… son cosas pequeñas que conforman la decisión final”, aseguró Hierro.

Así, España viajará 288 kilómetros hasta Sochi para el primer partido frente a Portugal, 1.784 hasta Kazan para jugar contra Irán y 2.588 kilómetros para cerrar la fase de grupos enfrentándose a Marruecos.




En total el combinado dirigido por Julen Lopetegui viajará 9.320 kilómetros por territorio ruso, más del doble que Portugal (unos 4.000 kilómetros), con la que comparte grupo, que se alojará en Kratovo, a unos 40 kilómetros de Moscú